Ver otros productos
Software Factory

Dedicarse al desarrollo de software para una empresa cuyo “core” no es precisamente éste, representa, además de un desafío, varias problemáticas. De ahí que la externalización en esta área sea una tendencia fuerte en el mundo corporativo, un escenario donde la Software Factory surge como un modelo de servicios, que apoyado en una estrategia metodológica ya ha madurado por varias décadas en el mundo de la informática y permite cubrir las necesidades de desarrollo a la medida de las compañías.

Para la mayoría de las empresas el desarrollo de software no es el ‘core’ de su negocio, e invertir en buenas prácticas, metodología y en mantener profesionales del área de informática es caro y requiere dedicación.

Los servicios de nuestra Software Factory incluyen todas las fases del desarrollo, incluyendo desarrollos a medida y especializados, así como testing, y extendiéndose también a servicios de mantenimiento correctivo, es decir, requerimientos que se originan en problemas y/o errores operacionales de las aplicaciones, y consisten en dar continuidad a la operación y luego analizar la causa raíz para llegar a una solución definitiva; mantenimiento evolutivo, que incluye el desarrollo de requerimientos de mejoras, adaptativos y de tipo normativos y/o legales; y soporte operacional.